CHILPANCINGO, Gro., 14 de diciembre de 2016.- Normalistas de Ayotzinapa atacaron con bombas molotov, cohetones y piedras las instalaciones de la 35 Zona Militar, ubicadas en el bulevar Vicente Guerrero de esta ciudad capital.

Lo anterior, después de que los estudiantes y los padres de los 43 desaparecidos se apoderaron de la caseta de cobro de Palo Blanco en la Autopista del Sol, como parte de su lucha para exigir que los soldados sean llamados a declarar por el caso Iguala.

Ante el ataque, los militares se resguardaron para evitar ser heridos. Posteriormente, los alumnos regresaron a la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos.