CIUDAD DE MÉXICO, 31 de agosto de 2019.- El debut de Hirving Lozano en la Serie A parecía glorioso: anotó y su equipo remontó tres goles, pero un autogol lo transformó en película de terror.

Juventus ganaba fácil, goleaba gracias a Danilo, Higuain y Cristiano, el tercer tanto cayó al minuto 62, pero Nápoles, con el impulso de dos cambios al inicio del segundo lapso: Chucky Lozano y Mario Rui.

Fue Rui quien marcó primero diferencia, al minuto 66, cuando a balón parado centró y Kostas Manolas cabeceó, tranquilo, al fondo de las redes. Y llegó el turno del mexicano, asustó por primera vez en la Serie A de Italia, cuando, a velocidad, Zielinski centró raso para Hirving, quien la clavó de primera y parte interna.

La locura para el club del ex Pachuca y Ajax, se dio al minuto 81, cuando luego de centro, Di Lorenzo empató con la rodilla, ante la locura de su hinchada.

Al final del juego, al 92’, se dio lo inesperado, cuando Koulibaly rebanó centro y sacudió las redes de su propia porterías para el 4-3 final a favor de Juventus.