CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril de 2019.- Con el voto en contra de 24 senadores del PAN y las abstenciones de las senadores Vanessa Rubio y Alejandra Lagunes Soto, el Pleno del Senado de la República aprobó, en lo general, por mayoría de 95 votos el dictamen de reformas constitucionales en materia educativa.

El dictamen establece que toda persona tiene derecho a la educación y propone crear el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, el cual será coordinado por un organismo público descentralizado con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, con personalidad jurídica y patrimonio propios, no sectorizado. A la votación en contra se sumó el senador sin partido Emilio Álvarez Icaza.

Se aprueba también fortalecer las atribuciones del Estado —Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios— en materia educativa, para ello se impartirá y garantizará la educación inicial y superior.

Al Estado le corresponderá la rectoría de la educación, que, además de obligatoria, será universal, inclusiva, pública, gratuita y laica, y se basará en un enfoque de derechos humanos y de igualdad sustantiva.

Tiende al respeto a todos los derechos, las libertades, la dignidad de las personas y la cultura de la paz, así como de promover la honestidad, los valores y la mejora continua del proceso de enseñanza-aprendizaje.

La información completa aquí.