CHILPANCINGO, Gro. 25 de enero de 2015.- Previo a la movilización de este lunes en la Ciudad de México, simpatizantes de los 43 normalistas de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, desaparecidos el pasado 26 de septiembre en el municipio guerrerense de Iguala, perpetraron una serie de acciones a fin de ‘abastecerse’ rumbo a la celebración de la Octava Jornada de Acción Global por Ayotzinapa, ello a exactamente 4 meses de haberse suscitado el histórico plagio.
Según reporta 24 HORAS, fue en conferencia de prensa desde la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) que los padres de los estudiantes informaron sobre cuatro megamarchas que se suscitarán en la Ciudad de México este lunes en punto de las 10:00 horas, mismas que partirán de lugares aledaños a las estaciones del Metro Taxqueña, Indios Verdes, Auditorio Nacional y Zaragoza, todas con rumbo hacia el Ángel de la Independencia.
En ese sentido, los deudos de Iguala establecen que, una vez a las faldas del monumento ubicado en Avenida Reforma partirán rumbo al Zócalo capitalino, donde realizarán un mitin con el que se Exigirá profundizar en las investigaciones sobre el caso, ya “pese a los más de 90 detenidos por el caso Iguala, la tesis de la Procuraduría General de la República (PGR) presenta inconsistencias, está inacabada y es insuficiente”.
“Falta mucho en las investigaciones, para lo cual exigimos la profundización en las investigaciones hasta tener la verdad y certeza absoluta y mientras esto sucede, la búsqueda de los padres de familia continuará”, expuso Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los normalistas al desestimar la versión de que los aspirantes a docentes desaparecidos fueron quemados vivos y sus restos tirados al río San Juan del municipio de Cocula.
A fin de alimentar y trasladar a la cúpula de agregados al movimiento, que incluyen maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (CETEG) e integrantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG), se reporta que los normalistas y sus allegados tienen en su poder por lo menos 51 vehículos robados a empresas particulares, entre ellos:
16 Tráilers de la refresquera Coca-Cola (3 doble semi-remolque y 4 unidades compactas, todas ellas vaciadas).
14 Camionetas blancas particulares (3 Lobos, 3 Honda, 3 Ford 4 Nissan y una gris de marca no identificada).
6 Unidades de repartición de leche Lala.
4 Pipas de combustible, dos de ellas en su variedad de doble semi-remolque.
4 Camiones propiedad de PepsiCo, todos ellos con botanas Sabritas.
3 Camionetas para el expendio de pastelillos Marinela.
1 Tráiler con refrescos de limón Yoli, marca propia del puerto guerrerense de Acapulco.
1 Vehículo de repartición de jugos Boing.
1 Camión de Salsa Bufalo.
1 Camión de helados Holanda.

 

Asimismo, por lo menos 22 autobuses de pasajeros se encuentran en poder de la plantilla indignada, misma que desde este viernes 23 de enero se acopió a la tarea de retener unidades de cadenas como Estrella de Oro, Las Negras, Futura, Costa Line y Pulman sobre las casetas de La Venta y Palo Blanco, para posteriormente resguardarlas en puntos estratégicos como el Parque Papagayo, el ex Instituto de Educación Básica y Normal (INEBAN), e inclusive las propios puntos de cobro automovilístico ubicados sobre la Autopista del Sol.
***PARQUE PAPAGAYO
Cinco vehículos de Futura:
0961, 1034, 2730, 2753 y 3700
Un vehículo de Estrella de Oro:
1617
Un vehículo de Autobuses Chihuahuenses:
4345
***EX INEBAN
Siete vehículos Futura:
0008, 1007, 1034, 1044, 1057, 2761 y 7185
Dos vehículos de Costa Line:
2037 y 2527
Un vehículo de Estrella de Oro:
1559
Un vehículo de Alta Mar:
1116

 

***CASETA DE LA VENTA
Un vehículo de Altamar:
1116

 

***CASETA DE PALO BLANCO
Un vehículo de Futura:
2702
Un vehículo de Estrella de Oro:
2502

 

Cabe mencionar que las unidades dispuestas tanto en el Parque Papagayo como en el ex INEBAN se encuentran custodiadas por un dispositivo de seguridad compuesto por maestros cetegistas, y aunque en algunos casos la cifra de ‘guardias’ no supera los 10 profesores, no se reporta que elementos de seguridad hayan acudido a la zona a patrullar el inmueble o emprender acciones de rescate.
En ese sentido y según precisa El Financiero, la Organización Nacional de Vendedores de Petróleos Mexicanos (ONEXPO) denunció que en los últimos tres meses al menos 8 camiones que transportaban combustibles por carreteras de Guerrero, fueron robados manifestantes encapuchados a favor del movimiento por Ayotzinapa (4 menos que lo constatado tras una visita de campo al parque Papagayo).
En lo que el titular el tesorero de la fracción, Marino Gutiérrez Otero, califica de asombrosa, “significa que se perdieran más de 100 mil litros de combustible que representan unos 4 millones de pesos en perjuicio de los expendedores de gasolina y diésel, los cuales además han tenido que enfrentar asaltos, extorsiones e incluso secuestros por parte de la delincuencia organizada que azota sobre todo la región de la Tierra Caliente de Guerrero”.
En ese sentido, fue el pasado 29 de noviembre de 2014 que la agencia de noticias Associated Press estipuló por medio de un reportaje que por lo menos una treintena de conductores han pasado semanas viviendo en sus unidades, esto luego de que fueran retenidos por activistas de la escuela que los obligan a trabajar como sus choferes particulares.
“Algunos de los choferes llevan más de un mes atrapados en la escuela mexicana, dicen que no pueden abandonar los vehículos porque hay un contrato laboral que los obliga a permanecer en todo momento junto al autobús, que puede valer más de 100 mil dólares. Y en medio de las tensiones por la desaparición y presunta masacre de los estudiantes, las autoridades se muestran renuentes a rescatar a los choferes”, expuso la AP en su momento.
Asimismo, al agencia estadounidense de noticias estableció que los estudiantes de la normal Raú lIsidro Burgos tienen una larga trayectoria de activismo que llega a tornarse violento, ello pues “califican la toma de los autobuses de una expropiación y dicen que los necesitan para trasladarse a las numerosas protestas que se realizan en el estado de Guerrero” desde la desaparición y probable matanza de sus compañeros en el municipio de Iguala de la Independencia.

 

De tal manera, igualmente se reporta que, en punto de las 18:00 horas de este domingo, un contingente de por lo menos que 6 autobuses de cadena desconocida (con números de serie 500, 793, 510, 310, 530 y 520) y 8 unidades de Estrella de Oro (8317, 1537, 1501, 1520, 1500, 1537, 1574 y 1578) arribaron a Chilpancingo procedentes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, integrando un total de 87 unidades robadas por los estudiantes para trasladarse a la Ciudad de México.

 

Con información de 24 HORAS, El Financiero y AP