ACAPULCO, Gro., 26 de mayo de 2016.- El alcalde de Acapulco Evodio Velázquez Aguirre tras confirmar que disminuyó el salario a los trabajadores de lista de raya del Ayuntamiento empacó sus maletas y viajó a la Ciudad de México para pedir a la Federación 15 mil millones de pesos. Luego voló a Houston junto con su esposa y el secretario de Turismo Municipal, y mañana viernes estará en Miami.

El miércoles de la semana pasada el perredista confirmó que había bajado en un 20 por ciento el sueldo de los empleados que perciben menores ingresos en el gobierno municipal, luego que denunciaron ante la prensa que su quincena no les había llegado completa y dijo que su secretario de Finanzas informaría los detalles.

En lista de raya se encuentran los asalariados que no cuentan con seguridad social ni alguna otra prestación, entre éstos los barrenderos, jardineros, choferes y demás personal de las áreas operativas de servicios públicos.

Al día siguiente el secretario de Finanzas, Merced Valdovinos Diego, informó que la disminución salarial se aplicó a mil 14 empleados debido al recorte financiero de 132 mil millones de pesos aplicado por la Federación y que se realiza una auditoría para detectar a empleados que cobran sin trabajar.

El regidor de Movimiento Ciudadano, Arturo López Sugía, lo atribuyó a un “claro error de planeación” en la proyección del presupuesto de egresos que se elaboró en marzo mientras el recorte federal se anunció desde febrero.

Unos días después de confirmar la baja de sueldos, Velázquez Aguirre viajó a la Ciudad de México para pedir al gobierno federal 15 mil millones de pesos, según dijo en la conferencia de prensa que dio junto al diputado Jesús Zambrano Grijalva, para dar créditos blandos a los dueños de hoteles.

También para programas de prevención de la violencia, no obstante que para ese tema estaba programada una reunión en Acapulco con el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador Héctor Astudillo Flores al día siguiente.

Ese mismo día, el lunes 23 de mayo, su secretario de Turismo, Alejandro González Molina anunció que el alcalde viajaría a Miami a exponer a los dueños de navieras la estrategia de seguridad en Acapulco ante la cancelación de algunos cruceros.

El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo informó que él no iría a esa reunión para estar pendiente de las protestas magisteriales en el estado y enviaría en su representación al secretario de Turismo estatal Ernesto Rodríguez Escalona.

La reunión en Miami está programada para mañana viernes, sin embargo ayer miércoles el alcalde, su esposa y el secretario, volaron a Houston luego de dialogar con trabajadores sindicalizados que protestaron en el Palacio Municipal por la reducción de los sueldos.

En los dos días que Evodio Velázquez lleva en los Estados Unidos, en el municipio de Acapulco han sido asesinadas seis personas: dos mujeres, un trabajador del Instituto Mexicano del Seguro Social, un taxista, una persona en la playa Papagayo y un hombre descuartizado que fue dejado en la cajuela de un automóvil.