ACAPULCO, Gro., 6 de enero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores celebró la baja en índices delictivos en el estado, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que ubicó a la entidad en el séptimo sitio nacional, y evaluó como positivos los resultados de la temporada vacacional.

Durante el desayuno ante representantes de medios de comunicación en Acapulco por la conmemoración del aniversario del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, el secretario de Seguridad Pública de Guerrero, David Portillo Menchaca, precisó que al bajar el número de homicidios dolosos, descendieron todos los demás delitos.

De acuerdo con las cifras que presentó el funcionario, de enero a noviembre del año pasado se registraron mil 624 homicidios en la entidad, de los cuales 557 ocurrieron en Acapulco, 139 en Chilpancingo, 120 en Zihuatanejo, 88 en Chilapa, 71 en Taxco y 54 en Iguala.

Portillo Menchaca indicó que el Secretariado reportó mil 980 homicidios en 2018, 2 mil 273 durante 2017, 2 mil 280 en 2016, 2 mil 16 en 2015, y mil 514 en 2014.

Mencionó que en 16 estados aumentó el número de asesinatos y que en otros 16 disminuyeron; Guerrero se ubica en el cuarto sitio de las entidades que lograron bajar las cifras de homicidios dolosos.

Antes, el gobernador Héctor Astudillo dijo que el accidente en Taxco en el que murieron cuatro personas originarias de Morelos, el hundimiento de una lancha en playa Paraíso que dejó como saldo una persona ahogada, y el asesinato del policía ministerial frente al parque Papagayo fueron los accidentes registrados durante el periodo de asueto.

“Hay lugares (en los) que hay que meterse más a fondo y hacer un trabajo más meticuloso porque ahí están los que se dedican a realizar delitos. Los lugares están ubicados”, señaló en relación a la detención de José Ángel ‘N’, por el presunto homicidio del policía ministerial el viernes.

El mandatario afirmó que hay mayor número de detenciones y puestas a disposición, así como constante colaboración con el Ejército, la Marina y ahora la Guardia Nacional.

Reiteró durante su mensaje que el problema de inseguridad “no es de un mes, ni de tres meses, ni de un año, es un tema de permanencia, de constancia, de insistencia, de gran coordinación y de mucha voluntad todos los días”.