OMETEPEC, Gro., 6 de enero de 2020.- Unas 100 personas, entre familiares, vecinos, transportistas y algunos integrantes de la sociedad, protestaron para exigir justicia y la reparación del daño para el menor de 15 años de edad César Ramiro de la Cruz Bustos, quien fue baleado presuntamente por un policía ministerial en la colonia Ruperto Hernández de esta ciudad.

En un mitin en la explanada del Ayuntamiento, la tía del estudiante del Colegio de Bachilleres, Angélica Beltrán Bustos, señaló que las instituciones están para proteger a la ciudadanía y no para que violen los derechos, “y en este caso, herir a un joven que no le hace daño a la sociedad, que nunca ha hecho ningún acto ilícito”.

El maestro de la Uagro, Javier Martínez Juárez, con micrófono en mano exigió al alcalde Efrén Adame Montalván salir del Palacio Municipal a escuchar las demandas de los familiares del joven, y que si no se encontraba, que saliera algún otro funcionario a atenderlos.

Minutos después, el secretario general del Ayuntamiento, Salvador Robles Zacapala escuchó a los manifestantes y dijo que establecerán un diálogo con la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se lleve a cabo una investigación debidamente.

Ahí, nuevamente Martínez Juárez solicitó que el gobierno municipal ayude con los gastos médicos del adolescente, así como con el traslado de los familiares, ya que son de escasos recursos.

Sobre ello, Beltrán Bustos solicitó la intervención de los tres órdenes de gobierno para que se haga una investigación a fondo y se castigue al o los responsables que causaron que el estudiante se debata entre la vida y la muerte en un hospital de Acapulco.

“Él se encuentra entre la vida y la muerte luchando contra su vida, ya es suficiente, porque sus padres ya no están vivos pero nos tiene a nosotros como familia, como amigos como sociedad, que no vamos a permitir estas injusticias, por eso pedimos al presidente municipal que intervenga en el esclarecimiento de los hechos, que no se permitan más abusos”, sentenció.

Posteriormente, el contingente, que portaba una manta y pancartas, marchó por la avenida principal hasta las oficinas de la Coordinación Regional de la Policía Ministerial. Los manifestantes gritaron consignas, tocaron con fuerza la puerta y exigieron que el responsable de la agresión saliera a darles la cara.

“Policías cobardes que matan estudiantes”, “Fuera la Policía Ministerial”, “Justicia”, “El pueblo unido jamás será vencido”, “Cobardes”, “El niño no les hacía algún daño”, fueron parte de las consignas.

Posteriormente, se apostaron en las oficinas de la Fiscalía Regional donde les informaron que ya hay una carpeta de investigación por el delito de lesiones producidas por arma de fuego contra quien resulte responsable y que este martes sostendrán una reunión con el fiscal Bartolo Velázquez quien los atenderá personalmente para esclarecer los hechos y dar con el responsable.