CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre de 2020. — Un nuevo análisis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el impacto de la pandemia que ha dejado el coronavirus y la enfermedad del Covid 19 en el mercado laboral revela una caída “masiva” de los ingresos laborales y grandes disparidades en materia de incentivos fiscales que amenazan con aumentar la desigualdad entre los países más ricos y los más pobres. 

La pandemia de la Covid 19  ha provocado una gran pérdida de horas de trabajo en todo el mundo, que ha dado lugar a su vez a una “drástica” reducción de los ingresos provenientes del trabajo de los trabajadores, según señala la Organización en su reciente análisis de los efectos de la pandemia en el mundo del trabajo. 

Los ingresos provenientes del trabajo a escala mundial han disminuido alrededor de un 10.7 por ciento, a saber, 3.5 billones de dólares de Estados Unidos, en los tres primeros trimestres de 2020, con respecto al mismo período de 2019. Esa cifra no incluye los efectos de las medidas adoptadas por los gobiernos para sustentar el nivel de ingresos. 

La mayor reducción tuvo lugar en los países de ingresos medianos bajos, en los que la pérdida de ingresos provenientes del trabajo alcanzó el 15.1 por ciento; América, en la que se registró una pérdida del 12.1 por ciento, fue la región más afectada. 

Según se desprende de los resultados del análisis que figura en el Observatorio de la OIT: La Covid 19 y el mundo del trabajo. Sexta edición , la pérdida de horas de trabajo a escala mundial en los primeros nueve meses de 2020 ha sido “sustancialmente mayor” que la prevista en la edición anterior de dicho Observatorio (publicada el 30 de junio).

Aquí la nota completa.