CIUDAD DE MÉXICO, 24 de febrero de 2019.- El blanco representa la religión; el verde, la independencia; y el rojo, la unión. Estos colores simbolizan las tres garantías del Plan de Iguala, que significó el avance de un proceso cuyo fin último era la independencia de nuestro país.

“Entonces el sentimiento de unidad era impresionante, y eso lo representa la bandera”, afirmó Alfredo Ávila Rueda, del Instituto de Investigaciones Históricas (IIH) de la UNAM.

De acuerdo con lo que explica un comunicado de la Máxima Casa de Estudios, su escudo se inspira en la leyenda de la fundación de México-Tenochtitlán, cuando los mexicas, guiados por el dios Huitzilopochtli, encontraron su hogar en el sitio donde hallaron a un águila posada sobre un nopal devorando una serpiente. Junto con el escudo y el himno nacional, nuestra bandera constituye los tres símbolos patrios.

La nota aquí.