MADRID, España, 27 de febrero de 2019.- Con facilidad y contundencia, Barcelona goleó en el Estadio Santiago Bernabéu a Real Madrid y avanzó a la final de la Copa del Rey.

Iniciando el segundo tiempo, al minuto 50, Ousmane Dembélé llegó a línea de fondo y tiró diagonal de la muerte para Luis Suárez, quien definió como venía, raso, parte interna y al primer palo del portero Keylor Navas.

Doce minutos después, parecía que el Madrid empataba cuando luego de un cabezazo cruzado de Reguilon, el guardameta Ter Stegen se estiró espectacularmente y desvió la pelota.

La información completa aquí.