ACAPULCO, Gro., 27 de febrero de 2019.- Integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) emplazaron a los gobiernos federal y estatal a dar certeza en el pago de más de cinco mil trabajadores que no están en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (Fone), pues de lo contrario advirtieron que iniciarían más movilizaciones.

“Ahorita está en riesgo su salario, aquí la situación que preocupa es que ya el gobierno estatal declara que ya no va a tener los medios para poder absorber ese gasto de pagos, lo que nos preocupa es por aquellos compañeros que puedan ser afectados”, expresó Adolfina Bautista Vázquez, responsable de la Comisión Política de la región Acapulco de la CETEG.

Llamó al gobernador Héctor Astudillo Flores a que en un plazo de una semana atienda a una mesa de diálogo junto al delegado del gobierno federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, no sólo para garantizar el pago de la siguiente quincena, sino para que se resuelva el problema.

“Lo último que queremos es que nuestros compañeros puedan verse afectados y la solución por el momento no es nada más que haya un compromiso de pago, porque y entonces después qué sigue”, cuestionó.

Por su parte, el representante de la Comisión Política de la CETEG en la región Costa Grande, Julio César Moyao Gaspar señaló que el propio secretario de Educación de Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui declaró que son cinco mil 743 trabajadores que están fuera del Fone, de los cuales cuatro mil 500 son del Programa de Asistencia y Apoyo a la Educación (PAAE), así como administrativos y asistentes de servicios y el resto son docentes.

“Exigimos al gobierno federal y de la misma manera al gobierno del estado que se creen las rutas necesarias para poder garantizar a estabilidad laboral de nuestros compañeros; nosotros estaremos haciendo lo necesario. El día de hoy haremos una reunión, para analizar este tema y poder visualizar qué rutas pudiéramos tomar para exigir la garantía de estos compañeros”, sentenció.