ACAPULCO, Gro., 8 de septiembre de 2020.- Propietarios de bares de Costera 125, sólo abren sus puertas para hacer limpieza y dar mantenimiento, puesto que la autoridad municipal no les permite reactivar.

Este martes luego de reunirse con representantes del Ayuntamiento, sólo lograron otra mesa de diálogo para el miércoles en donde se analizará su reapertura o ayuda a los desempleados que no trabajan desde hace casi seis meses.

El representante de los 20 locatarios afectados, Isaías Arellano informó que la propuesta al municipio, es que los dejen operar al igual que otros bares, con una afluencia del 50 por ciento y aplicando todas las medidas sanitarias, pues no cuentan con ingresos para solventar la renta que asciende a los 18 mil pesos mensuales.

El propietario Giovanni Matías, propietario del establecimiento Bar 26, abre sus puertas una vez por semana para limpiar su mobiliario y así evitar el deterioro de sus instalaciones.

“Se llena de polvo todo, verifico que los refrigeradores aún funcionen porque para ahorrar luz los tengo apagados, aun así nos llega el recibo de 500 y hasta mil pesos mensuales”, expresó.