ACAPULCO, Gro., 17 de enero de 2019.- Comerciantes de la asociación civil Esperanza Roja, que fueron retirados de la banqueta del parque Papagayo del lado de la avenida Cuauhtémoc, a finales de año pasado, tomaron la entrada principal del Ayuntamiento porteño para exigir una audiencia con la alcaldesa Adela Román Ocampo.

Aproximadamente 50 personas, en su mayoría mujeres, se colocaron en la entrada de las salas de regidores agarradas de las manos para no permitir la entrada ni la salida al Palacio Municipal.

En entrevista, el dirigente Omar Ramírez indicó que son aproximadamente 700 personas de 167 familias quienes trabajaban sobre la banqueta del Parque Papagayo, mismas que desde el pasado 27 de diciembre fueron retiradas por marinos y policías municipales con equipo antimotín.

Dijo que este viernes se cumplen dos meses de que la presidenta municipal dejó de atenderlos, así como la fecha límite que establecieron para que les diera una solución, y reprochó que la edil ha preferido reunirse con líderes de otros sectores, lo que calificó como “indigno y grosero”.

Omar Ramírez agregó que habían llegado a un acuerdo con el gobierno municipal y el parque para que vendieran sus productos en un salón, pero esto no se cumplió.

“Ahorita ya rompemos acuerdos y queremos que nos puedan dejar trabajar en la banqueta como estábamos, es sólo un día, ya no pedimos nada más, dimos mucho tiempo para que nos dieran una solución y no lo aceptaron”, sentenció.