ACAPULCO, Gro., 31 de octubre de 2019.- El comisario del poblado del Kilómetro 30, Cristóbal Camarillo indicó que el bloqueo de la noche del miércoles fue porque un comandante del grupo Los Dumbos y otra mujer, intentaron privar de la libertada a una mujer de oficio cocinera, sus dos hijos y la abuela.

En entrevista el Camarillo comentó que el comandante fue identificado como Nicasio Memije, mientras que la maestra era Abigail Adame Corona, quienes viajaban en un automóvil Nissan, tipo Tsuru blanco y fueron al domicilio de las víctimas en Dos Arroyos.

“Anoche se metieron los comunitarios de Xaltianguis, se quisieron llevar a una persona de Dos Arroyos, que si no se subía al carro, la iban a matar, por eso nos alertamos y bloqueamos la carretera, el coche lo detuvieron las personas aquí, pero como no se detuvieron, les tuvieron que dar alcance y detenerlos”, narró.

El comandante dijo que durante el bloqueo y detención de las dos personas, pidieron apoyo de policías ministeriales a quienes fueron entregados para los trámites legales correspondientes.

“Supuestamente la subieron a la fuerza en el vehículo hacía Xaltianguis porque les hacía la comida y llevaban varios meses encerrados, primero les hacía de comer, después la dejaban salir, cuando los detuvimos no les encontramos armas, pero según los niños, llegaron a su domicilio armados”, comentó.

Sobre la presunta entrada de Los Dumbos, afirmó que no querían y los pobladores no permitirán la entrada de ningún grupo porque asaltan, saquean y confiscan casas.

“Aquí no necesitamos a ninguna policía comunitaria, estamos bien protegidos, ellos quieren meterse para acá, pero nosotros no queremos porque hacen mucho secuestro, robos, saqueos a las casas, se quedan con las viviendas, no vamos a permitir en ningún momento que entren los comunitarios de este lado”, reiteró.

Afirmó que en total son 25 comunidades que están unidas para cualquier llamado que hagan.

El bloqueo comenzó desde las 8 de la noche de este miércoles y se quitaron aproximadamente a las 1:30 horas de este jueves.

Tras lo ocurrido, escuelas de nivel básico suspendieron clases este jueves, mientras que la vida comercial trabaja con normalidad, sin embargo, se mantienen alerta para impedir la introducción de grupos armados.