CHILPANCINGO, Gro., 27 de octubre de 2021.- A tres días de la trifulca entre agentes municipales y policías comunitarios de Xalpatláhuac, situación que dejó dos heridos y que la presidenta municipal Selene Sotelo Maldonado saliera del municipio, el gobierno del estado busca un acercamiento con todas las expresiones sociales y esperan que en los próximos días se regrese la gobernabilidad en esa zona de La Montaña de Guerrero.

Lo anterior fue informado por Ludwing Marcial Reynoso, subsecretario de Asuntos Políticos, quien aseguró que se ha dialogado con coordinadores de la CRAC-PC de la casa de Espino Blanco, asegurando que se le ha pedido a dicho grupo armado investigue las anomalías y errores que ha cometido la Policía Comunitaria de Xalpatláhuac, que la CRAC revise qué están haciendo mal.

El funcionario negó que el Ayuntamiento de Xalpatláhuac se encuentre tomado por parte de la Policía Comunitaria, sino que “la alcaldía está tomada por la gente, no por la Policía Comunitaria”.

Dijo que los pobladores que apoyan al principal del pueblo son los inconformes contra la Policía Comunitaria en Xalpatláhuac y señaló que la alcaldesa no ha interpuesto ninguna denuncia ante el Ministerio Público por la toma que se hizo del Ayuntamiento.

Esta mañana, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda señaló que el conflicto en ese municipio es político-electoral y descartó que existiera ingobernabilidad.