ACAPULCO, Gro., 14 de agosto de 2018.- Integrantes de la Coalición de Habitantes Afectados por las Contingencias Naturales del Estado de Guerrero indicaron que a cinco años del huracán Ingrid y la tormenta Manuel, así como de la conclusión del Plan Nuevo Guerrero, descubrieron que se destinaron 30 mil pesos para los damnificados, pero nunca se los entregaron.

El presidente de la asociación Arturo Flores Mercado dijo que buscarán acercarse al próximo gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador para que investigue y resuelva esta situación.

“Nos vamos a acercar al nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador para que se investigue lo del Infonavit, Sedesol, así como las demás dependencias que estuvieron relacionadas con el Plan Nuevo Guerrero, porque no ha habido transparencia. Creemos que de esos 46 mil millones de pesos se aplicó el mínimo y lo demás fue a parar hacia algunos bolsillos de los políticos”, indicó.

Agregó que “nos vamos acercar a su equipo para que de ahí salga esa investigación y nos dé esa tranquilidad, transparencia y sobre todo nos quite los problemas de las inundaciones que nos quejamos año con año”.

Los afectados presentaron un documento con las cifras oficiales de los recursos que se entregaron a las dependencias. A través de la Sedesol se destinaron 433 millones 200 mil pesos y por el Fondo Guerrero se dieron mil 93 millones 800 mil pesos, sin embargo indicaron que todo ese dinero no se ve reflejado en la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio, la cual resultó más afectada por meteoros, por lo que piden ser reubicados en la misma zona Diamante.