ÁNGEL AGUIRRE

Un día llegó la muerte,
vino por Aguirre Rivero,
le hizo saber su suerte,
ya se lo lleva a su entierro.
Le cantó y le declamó a la calavera,
en su estilo bonachón y sin censura,
la muerte le dijo sincera:
te vas como en la gubernatura.
Ángel lloraba y lloraba,
mientras se curaba del estrés,
llovía, llovía y recordaba:
¿Dónde están los 43?

e3b831f3-33c7-4749-bf84-f79c3636c870

 

RUBÉN FIGUEROA

El diablo andaba suelto
y se llevó a don Rubén,
unos dicen: ya estaba muerto,
y ustedes lo saben bien.
La calaca le dijo: te llevo,
Don Rubén estaba a sus anchas;
y le gritó: qué te debo;
le contestó: lo de Aguas Blancas.
Se fue el ex mandatario,
el priísmo está de luto;
les dijo: les recordaré a diario
que todavía mando en Huitzuco.

9e45ec92-63ed-4983-8350-4bcbcb19bd6b

 

RENÉ JUÁREZ

Por andar de avorazado
la muerte fue por René Juárez,
por haber dejado el Senado
y llevarse hasta las llaves.
René pidió clemencia,
la calaca no le dio razón,
porque queda en su conciencia
haber preferido Gobernación.
El ex góber estaba ilusionado
porque en diciembre se iría Osorio;
le dijeron: el diablo está enojado,
y nada más quiere tu velorio.

6da57efb-9758-4104-b54f-0096b118a796

 

MANUEL AÑORVE

De pronto le llegó la muerte,
estaba con Don Beltrone,
muy poca fue su suerte
que a Añorve ya le llevan flores.
La muerte le dijo: vente,
cuando aún no salía el sol;
Añorve le dijo: sé decente,
te encargo a mi hijo en Sedesol.
Al final se dijo cristiano,
pero la parca vio que era hablador,
por eso está en el camposanto,
y ya no será gobernador.

691dbea6-f728-4f53-9f5b-e25a7ec91939

 

BEATRIZ MOJICA

Beatriz estaba contenta
en la dirigencia del PRD,
la calaca llega y ni se lamenta,
y dijo: al infierno te llevaré.
Tuviste la candidatura,
la calavera le recalcó,
eso costará tu sepultura,
y en un ataúd la enterró.
Se murió Beatriz Mojica,
le lloran: por qué te fuiste,
en su tumba uno que otro se hinca,
y le rezan: también aquí perdiste.

f0772bb9-4a12-420d-8aae-c442fe1425cb

 

HÉCTOR ASTUDILLO

Todo mundo lamenta
la muerte del gobernador,
se lo llevó con todo y Armenta,
Héctor se lo pidió de favor.
Astudillo se apellidaba,
la calaca llegó y ¡zas!
Le dijo que estaba cansada
de taaanto orden y paz.
Su amiga CETEG está triste,
aunque la quitó de la explanada;
Pregunta: ¿por qué te fuiste?
¡Sin ti ya no soy nada!

 

LUIS WALTON

De luto están los de naranja,
la calaca vino por Walton;
la muerte quitó la esperanza
a Movimiento Ciudadano.
Le llora Mejía Berdeja,
su amigo de tanto tiempo;
a muchos desamparados deja,
que dependían del gasolinero.
La muerte le dijo riendo:
te tengo que llevar conmigo,
a lo lejos salieron huyendo
Camacho y Blanco Deaquino.

 

RÍOS PITER

Se hacía llamar El Jaguar,
su nombre era Armando,
él ya tenía un lugar,
la muerte no preguntó cuándo.
Pidió una explicación
del por qué se lo llevaron,
la muerte dijo: ¡por brabucón!
Ya que con Astudillo pelearon.
En el pleno del Senado,
la muerte dijo: ya ni vas a Guerrero
Por eso te llevo sentado
Porque tu estado debe ser primero.

 

FLOR AÑORVE

Nadie esperaba su deceso,
encabezaba su Comisión;
todos lloran en el Congreso,
se fue Flor sin distinción.
La muerte le dijo: te llevo,
y estuvo desaparecida;
les dijo: al rato llego,
según boletín de Jaime García.
Quería ser alcaldesa
de Taxco, la tierra donde nació;
la muerte le dijo: no te toca esa,
y con su aspiración falleció.

 

EVODIO VELÁZQUEZ

De gira por la Costera
la muerte llegó a Evodio,
la calaca le dijo que se fuera
al infierno a sembrar odio.
Al alcalde algunos le lloran,
menos los del otro lado;
porque los priistas imploran
que lo entierre Fermín Alvarado.
La muerte le recalcó
que ya la tenía hasta el tuétano;
por eso se lo llevó
¡Ya basta de tanto préstamo!