IGUALA, Gro., 2 de abril de 2020.- En el segundo día de emergencia sanitaria, las calles céntricas del municipio lucen vacías, en la parroquia de San Francisco no hay feligreses y en los comercios de productos básicos, fue notoria la ausencia de clientes.

Comerciantes de la Plaza Garibaldi que venden comida, se quejaron del incremento de varios productos de la canasta básica como el huevo, que de 35 pesos el kilo subió a 50 pesos; un pollo crudo, entero cuesta casi 200 pesos.

Señalaron que se ven obligados a subir el precio de sus platillos y los comensales se quejan, por lo que están preocupados por verse obligados a cerrar y no tener ingresos.

Hasta el momento la tortilla y el pan no han incrementado por la contingencia.

Las recomendaciones del alcalde Antonio Jaimes Herrera de no comprar en centros comerciales para evitar contagios y comprar en abarrotes, ha provocado que en varias tiendas haya un incremento en varios productos.