ACAPULCO, Gro., 22 de enero de 2018.- El comandante del 56 Batallón de Infantería José Mario Vega Hernández informó que ante el repunte de violencia en la zona turística del puerto, se cambió la estrategia de seguridad, sobre todo en el tramo de la avenida Costera que abarca desde la zona de Caleta hasta el Asta Bandera.

En entrevista, el comandante dijo que el despliegue de personal que tiene la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Acapulco, es de mil 500 militares, además se cuenta con el apoyo de la Policía Federal, Gendarmería, la Marina, la Policía Estatal, Municipal y Turística.

“Sabemos que son situaciones que lamentamos y deseáramos que no pasaran, sin embargo estamos haciendo unas modificaciones correspondientes para poder actuar”, enfatizó.

A pregunta expresa, sobre si los dispositivos y la coordinación que hay dentro del gobierno municipal se verá afectada por los cambios que existen en el Ayuntamiento, debido a que el secretario Daniel Meza pidió licencia y ahora Octavio Ole es el encargado de despacho, José Mario Vega afirmó que se continúa trabajando como antes y que “el hecho de que haya unos cambios de funcionarios no tiene nada que ver con el funcionamiento del despliegue”.