OMETEPEC, Gro., 20 de agosto de 2019.- Debido a la falta de apoyo al deporte de los tres órdenes de gobierno, el campeón nacional amateur de kick boxing, Abraham ‘El Espartano’ Hernández Domínguez, de 17 años, botea en las calles de este municipio para poder asistir al campeonato mundial de esa especialidad en Europa, donde espera representar a México con gran dignidad.  

“Disputar el campeonato nacional; pero para eso tuve que hacer una eliminatoria en Acapulco, me enfrente con uno de Acapulco y uno de Monterrey, y gané y obtuve mi pase al nacional y en el nacional enfrenté a uno de Puebla, también ganando esa pelea, yo ahorita tengo la oportunidad de ir a Sicilia, Italia a disputar un campeonato mundial amateur”, explicó en entrevista. 

El artemarcialista, que inició su carrera a los 14 años, cursa el tercer semestre de bachillerato en Iguala, donde nació y reside, aunque tiene familia en Xochistlahuaca y Ometepec, por lo que visitó estas dos ciudades para solicitar ayuda y recursos económicos para su travesía al viejo continente en octubre. 

“Estoy haciendo preparaciones muy fuertes, desde temprano, entreno en la mañana en la tarde, también doy clases allá en la ciudad de Iguala, y sí, el campeonato es del 11 al 14 y es un torneo donde van a ir varios países, Estados Unidos, países orientales de Asia, África, y Sudamérica, pues sí estamos preparándonos, queda un mes, todavía tengo que bajar a 64 kilos, ahorita peso 66, 67, por ahí; la división se llama Welter Junior y sí estamos preparándonos para llegar mucho más fuerte, voy seguro”, afirmó. 

Recordó que en su primera pelea amateur perdió, sin embargo, gracias al apoyo de su entrenador Carlos Santamaría Villalobos; sus padres y su abuelita Angelita Torres Carmona, continuó en esa actividad que le ha dado enormes satisfacciones personales. 

Hernández Domínguez subrayó que sus padres le han aconsejado que no deje el estudio y que él contesta que no dejara el estudio por el kickboxing ni el kickboxing por el estudio, pues pretende ser contador público. Relató que su madre tiene una cocina económica en Iguala y su padre es empleado de gobierno, a quien le debe su primer acercamiento con las artes marciales. 

Rememoró también que, por falta de apoyo de las autoridades de su ciudad natal, fue a las Olimpiadas Nacionales de Boxeo, pero en representación de Chilapa, y por ironías de la vida le tocó enfrentar a un paisano de Iguala, al cual venció por nocaut en el segundo raund. 

Vislumbró que su objetivo es ganar experiencia para poder incursionar en el kickboxing profesional y que el torneo mundial de esa especialidad al que fue invitado con antelación por la Word Martial Kombat, es una gran oportunidad para lograr su meta, dijo que Neil Díaz, Caín Velázquez, entre hombres y mujeres artemarcialistas son deportistas que admira y quiere emular sus logros internacionales.   

En febrero del 2018, El Espartano obtuvo el premio al mérito deportivo como mejor atleta avalado por la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, denominado Guerrero Azteca.