ACAPULCO, Gro., 5 de septiembre de 2019.- Para el director general de Grupo Aeroportuario Centro Norte, mejor conocido como OMA, que administra 17 terminales aéreas en el país, Ricardo Enrique Dueñas Espriú, la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) representa “áreas de oportunidad” para no depender de un solo aeropuerto.

“Para Grupo OMA es una oportunidad porque esto representa la posibilidad de redireccionar el tráfico aéreo a otras terminales del país, en busca de destinos alternativos que cuenten con la capacidad de suplir otros aeropuertos”, expresó durante la conferencia en la que anunciaron autoridades turísticas del estado y municipales, la reactivación del vuelo Toluca-Ixtapa y la puesta en marcha este jueves del vuelo Acapulco-Cancún.

En declaraciones en un salón del centro de convenciones Mundo Imperial, Dueñas Espriú reveló que la meta de pasajeros para el vuelo entre Acapulco y Cancún es 750 mil pasajeros que viajarán a la terminal del puerto; y de un millón y medio de pasajeros para ambas terminales de Guerrero este año.

Indicó que Guerrero cuenta con 31 vuelos, de los cuales 19 son internacionales y 12 nacionales; cifra que representan el doble en los últimos cinco años.

En Zihuatanejo, añadió, el tráfico aéreo aumentó para los pasajeros de vuelos internacionales, provenientes de Canadá y Estados Unidos; en contraste, en Acapulco el crecimiento es de 17 por ciento de pasajeros totales y un aumento del 10 por ciento.