ACAPULCO, Gro., 22 de octubre de 2021.- La periodista Anabel Hernández señaló que el senador de Morena por Guerrero, Félix Salgado Macedonio estaría implicado en las investigaciones en torno al caso del ex titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y ex secretario de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, Genaro García Luna.

En su columna en el medio alemán Deutsche Welle, criticó que mientras en Estados Unidos se cierra el cerco contra García Luna, en México se sigue protegiendo a sus cómplices, como Félix Salgado, quien presuntamente estaría vinculado con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, cuando fue presidente municipal de Acapulco.

Cuestionó los dichos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador de que el gobierno de la cuarta transformación no será tapadera de nadie, cuando en los hechos esto no es real.

“Aunque AMLO ha dicho una y mil veces que en su gobierno se combate a los corruptos del pasado y no es tapadera de nadie en el presente, esto en los hechos no es real. Hay cadáveres en el armario de la 4T. La pregunta es ¿cuántos cercanos al presidente y su partido, además de Salgado Macedonio, estuvieron involucrados con La Federación?”, apuntó Anabel Hernández.

Según testigos revelados por la periodista Anabel Hernández, Salgado Macedonio recibió sobornos de hasta 300 mil dólares mensuales y se reunió con Edgar Valdez Villareal, La Barbie, operador del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en Acapulco.

El testigo aseguró que el padre de la actual gobernadora Evelyn Salgado Pineda asistió a un encuentro con narcos cuando fue presidente municipal de Acapulco y que incluso el grupo criminal lo tuvo cooptado durante todo su gobierno entre 2005 a 2008, periodo en el que la violencia se desbordó en el puerto.

Al menos existe el testimonio de un ex integrante de los Beltrán Leyva que aseguró que cuando recién comenzó el gobierno de Salgado Macedonio, desde entonces amigo del actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, lo vio asistir a una reunión con La Barbie, llevada a cabo en una residencia en el fraccionamiento Las Brisas.

Según el testigo, la mayoría de los que llegaban al poder en Guerrero, eran advertidos de su colaboración o desde antes se les apoyaba en campañas para adquirir el compromiso, y quienes llevaban los sobornos a Salgado Macedonio y a otras autoridades locales, eran dos operadores de Edgar Valdez apodados como El Chuy y El Salomón.

De acuerdo con el testigo de la periodista, era tal el servicio de la AFI con el narcotráfico que, entre 2005 y 2006, cuando Acapulco fue el escenario de una cruenta guerra entre La Federación -cuando trabajaban conjuntamente el Cártel de Sinaloa, los Beltrán Leyva, el Cártel de Juárez y el Cártel del Milenio- y Los Zetas, con la anuencia de Genaro García Luna, la AFI hacía dispositivos conjuntos con los sicarios de los Beltrán Leyva y La Barbie para cazar a Los Zetas.

Incluso ponían retenes falsos con 50 o 60 vehículos. Y en algunos dispositivos de la AFI y la Policía Judicial de Guerrero se permitía participar activamente a sicarios de La Federación para garantizar la eficiencia en el combate a sus enemigos.

Acapulco era un punto de recepción de drogas provenientes de Colombia. La Barbie, indica el expediente juzgado en Estados Unidos, coordinaba los arribos de lanchas rápidas y aviones que transportaban hasta tres mil kilogramos de cocaína en una sola carga.