CIUDAD DE MÉXICO, 26 de noviembre de 2016.- Al grito de “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, familiares e integrantes de colectivos de migrantes centroamericanos se unieron a padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, para pedir información de sus familiares desparecidos.

De acuerdo con Quadratín México, juntos marcharon un tramo de Reforma hasta el AntiMonumento a los 43, donde se separaron.

Ambos colectivos comparten el dolor de desconocer qué ha pasado con sus familiares.

En el caso de los centroamericanos, que vienen de Honduras, Guatemala y El Salvador, llegaron a México, país donde familiares suyos desaparecieron en su búsqueda de llegar a Estados Unidos.

Yesenia, del Servicio Jesuita de Migrantes para Nicaragua dijo a Quadratín que se desconoce el número exacto de centroamericanos desaparecidos en México: “está fuera de todo cálculo”.

Luego de recorrer Chiapas, Tabasco, Veracruz, la Ciudad de México y después de que viajen a Guerrero, el 3 de diciembre regresarán a su país, añadió.