CIUDAD DE MÉXICO, 17 de abril de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la resolución del Poder Judicial de la Federación (PJF), de iniciar trámites para proceder en contra del ex gobernador de Puebla, Mario Marín y el empresario textil Kamel Nacif, por los delitos cometidos en contra de la periodista Lydia Cacho en 2005.

Durante su conferencia de prensa de este miércoles, López Obrador indicó que esta acción es signo “de los nuevos tiempos de la política de México”, y explicó que se enteró de la noticia a través de los medios de comunicación.

Consideró que pese a que es un acto de justicia, es “una acción inédita”, pues afirmó que este tipo de procedimientos no eran comunes en las anteriores administraciones, y celebró el actuar del PJF.

La orden de aprehensión también va dirigida al ex director de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam Beltrán, y el ex comandante Juan Sánchez Moreno, por su presunta participación en el delito de tortura en contra de la periodista.

La nota aquí.