ZIHUATANEJO, Gro., 30 de enero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que en estos momentos no hay cabida para los pleitos y llamó a cerrar filas para abatir problemas como el de la inseguridad y la pobreza.

Durante su discurso en el Ayuntamiento tras la firma de un convenio con la Conagua, Astudillo Flores insistió que “aquí los pleitos no se van a dar”, porque se va a trabajar pensando en el bien del pueblo y de las familias guerrerenses.

Haciendo alusión al asunto político, enfatizó que ya se tienen suficientes problemas con la inseguridad y con la pobreza para andar en jaloneos por asuntos que no se van a resolver en estos momentos.

Recordó que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador fue muy atento con él en su más reciente visita a Guerrero hace unos días, por lo cual como gobernador también fue atento y reiteró el respeto que le tiene.

Entrevistado al término de su gira de trabajo en el puerto, después de la inauguración del Centro Regional de Rehabilitación Integral (CRRI), Astudillo dijo que se ha estado al pendiente del problema de la sierra de Zihuatanejo, lo que llevó a que se realizara una operación de ayuda, aclarando que la autoridad no sacó a la gente de la comunidad de Zihuaquio, si no que se les apoyó porque se querían salir y de igual forma se trabajará en reestablecer una ruta para que regresen.

Agregó que la autoridad ayudará a quienes quieran que se les ayude. Como se ha venido informando, habitantes de Zihuatanejo solicitaron la intervención de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional para que se les apoyara resguardando su partida, ya que aseguraban que no podían quedarse ante la inseguridad.