CHILPANCINGO, Gro., 23 de febrero de 2020.- Pueblos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria-Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF) acusaron a sus coordinadores Bernardino Sánchez Luna y David Sánchez Luna de malos manejos de ese sistema comunitario.

Mediante un comunicado, la PCRAC-PC-PF señalaron a sus coordinadores de “armar y difundir públicamente a decenas de niños de nuestras comunidades, armados y vistiendo el uniforme de nuestra policía comunitaria, lo cual representa una grave violación a los derechos humanos de estos niños”.

En el texto se indicó que después de una asamblea regional en la comunidad Alcozacán de Chilapa,  varios pueblos que fundaron la CRAC-PC-PF manifestaron su inconformidad de que niños salieran a la luz pública, a un año de que fueran presentados como nuevos policías comunitarios.

“En enero del 2020 armaron y difundieron públicamente a decenas de niños de nuestras comunidades, armados y vistiendo el uniforme de nuestra policía comunitaria, lo cual representa una grave violación a los derechos humanos de estos niños, pero también una violación a nuestro reglamento interno de nuestros usos y costumbres. Ya que para ser integrante de la policía  comunitaria es necesario haber cumplido cargos en nuestras comunidad y ser un adulto”.

En el texto firmado por los coordinadores regionales de la CRAC-PC-PF, Adán Linares Silverio, Isaías Pozotémpa, Petra Tolentino Ibarra y Toribio Venaneio Cabrera apuntaron a que David Sánchez Luna y Bernardino Sánchez Luna no tienen ninguna representación en la CRAC-PC-PF por haber usado a los niños y “cometido irregularidades que derivaron en 67 órdenes de aprehensión en contra de hombres y mujeres nahua de San Jerónimo Palantla”.

También se indicó que con el desconocimiento que hace la CRAC-PC-PF de David y Bernardino Sánchez Luna, ahora quedan “en manos de la Fiscalía del Estado de Guerrero, ya que tenemos pruebas de que continúan obligando a niños menores de edad a entrenamientos para intentar volver a sacarlos en medios de comunicación y generar ingresos económicos para ellos, a costa de las graves consecuencias para estos niños”.

Se agregó que si el Estado no actúa contra David y Bernardino Sánchez Luna, la asamblea regional de la CRAC-PC-PF, que se instala a partir de este martes en una mesa de trabajo en Alcozacán, analizará qué medidas tomar contra esos dos líderes indígenas “para que se hagan responsables de sus actos”.

Este martes, los fundadores de la CRAC-PC-PF David y Bernardino Sánchez Luna habían convocado a una marcha en la comunidad de Ayahualtempa, José Joaquín de Herrera, para conmemorar un año del asesinato de 10 músicos indígenas de Alcozacán y de la aparición de niños comunitarios en la zona.

Sin embargo, la actividad fue suspendida de última hora. Y esta mañana, la CRAC-PC-PF de Chilapa difundio un comunicado, sin especifican los nombres de los pueblos, pero asegura que varias comunidades acordaron el pronunciamiento.