A+ NUEVA JERSEY, EU., 26 de junio de 2016.- La cabeza del mejor jugador del mundo, Lionel Messi, acabó apuntando al césped, mientras que la de la selección chilena, en el trofeo, la Copa América Centenario.

Chile, en penales, se convirtió en el bicampeón de la Copa América, en un partido que terminó sin goles, y qué definió desde los once pasos, donde falló Messi, quien sigue viviendo una pesadilla con la albiceleste.

LAS ACCIONES

 

El arranque del partido fue típico. Ambos equipos se estudiaban y buscaban la pelota, con una selección de Chile ejerciendo su gran presión sobre la Argentina que buscaba trasladar el balón por su medio campo y encontrar a su ofensiva.

Al minuto 21, Gonzalo Higuaín volvió con su lamentable costumbre de fallar en momentos importantes. Luego de un error de Medel, el Pipita se plantó de frente a Claudio Bravo e intentó picar el balón ante la salida del guardameta, perdiendo una posibilidad clara de abrir el marcador.

Héber Roberto López, árbitro del encuentro dijo presente cuando expulsó a Marcelo Díaz por la segunda amarilla, tras una segunda falta sobre Lionel Messi, al que había derribado minutos antes ganándose su primera amonestación.

 

La nota en Quadratín Deportes.