ACAPULCO, Gro., 6 de junio de 2020.- La temporada de incendios forestales cerró con 35 mil 984.53 hectáreas quemadas en suelo guerrerense, lo que representa 7 mil 434 hectáreas más a lo registrado el año pasado, cuando hubo 28 mil 550.52 hectáreas afectadas.

Fuentes de la gerencia regional de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) informaron a Quadratín Guerrero que, aunque preliminar, la cifra de afectación es la más elevada en los últimos cinco años, pues durante 2016 se reportaron unas 11 mil hectáreas quemadas, 22 mil 500 en 2017 y en la temporada de 2018 quedó en poco más de 18 mil.

En total, explicó la fuente, este año ha habido 155 conflagraciones. Indicó que la temporada de incendios concluye con el registro de las primeras lluvias, pero estas no se han registrado de manera constante en todo el estado.

En los datos acumulados por municipio afectado, Chilpancingo y Acapulco tuvieron el mayor número de incendios con 35 y 32 cada uno. Le siguen Coyuca de Benítez con 11 incendios, Cochoapa El Grande con nueve y Juan R. Escudero con ocho.

Por superficie afectada, la lista la encabeza Zihuatanejo con 9 mil 19 hectáreas quemada, seguido de Acapulco con 2 mil 736.68 y Juan R. Escudero con 2 mil 430.7 hectáreas afectadas.

La afectación por regiones se reportó de la siguiente manera: Centro tuvo 55 incendios que arrasaron con 6 mil 953.45 hectáreas, Acapulco sumó 32 fuegos que dañaron 2 mil 736.68 hectáreas.

La Montaña lleva 22 conflagraciones que dejaron 4 mil 393.24 hectáreas quemadas, Costa Grande acumuló 20 incendios cuya afectación estimada asciende a 12 mil 636.76 hectáreas. Costa Chica suma 13 incendios con 3 mil 255.3 hectáreas afectadas, Tierra Caliente lleva ocho incendios y 4 mil 837 hectáreas incendiadas, y la zona Norte reporta cinco incendios con una afectación de mil 172.1 hectáreas.

En los datos oficiales se detalla que este año se han cuantificado menos incendios que en años anteriores, pues en 2016 hubo 127, en 2017 se registraron 220, y tanto en 2018 como el año pasado se contaron 200.

Para sofocar las conflagraciones se requirió la participación de 14 mil 759 personas, de las cuales 2 mil 735 son de la Conafor, 564 de Sedena y Semar, 2 mil 486 de los gobiernos municipales y estatal, 800 brigadas rurales, 8 mil 29 voluntarios y 125 de la Conanp.