ACAPULCO, Gro., 15 de septiembre 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que tomar la decisión de mantener las actividades del semáforo amarillo esta semana fue difícil ya que de tomarse medidas drásticas “íbamos a tener una convulsión por parte de los sectores económicos de todo el estado”.

Durante su mensaje en una visita a la rectoría de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), el mandatario estatal adelantó que el lunes hablará con los sectores sociales, políticos y económicos del estado para cerrar filas respecto al regreso del semáforo naranja y enfatizó que el problema sigue siendo “la gran cantidad de personas que vienen de fuera en la ruta turística y que no ponen mucho cuidado al cubrebocas ni a la sana distancia”.

Reiteró que esta decisión se da ya que el regreso al semáforo naranja “nos agarró” en la semana más importantes antes de diciembre, ya que estos días le dan “un poco de vida económica en el aspecto turístico a Guerrero”. Reveló que debido a la pandemia se han perdido alrededor de 40 mil empleos informales y cerca de 17 mil empleos formales, por lo que afirmó que el estado debe recuperarse poco a poco.