ACAPULCO, Gro., 18 de marzo de 2019.- Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) colocaron sellos de clausura en la construcción de una cabaña en la laguna Negra de Puerto Marqués.

Se trata de la segunda clausura que realiza la dependencia en menos de tres meses, en las inmediaciones de ese cuerpo de agua, y cuya cesión en destino fue otorgada por el gobierno federal en 1998 al de Guerrero, por lo que la dependencia responsable es la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales estatal (Semaren).

Fuentes de la Profepa precisaron que esta nueva clausura ocurrió el jueves pasado, porque para la construcción fueron utilizados materiales como concreto y varilla, además de que al momento de la visita de verificación no presentaron la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aprobada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La clausura anterior fue impuesta por construir una cabaña y rellenar zona de manglar en diciembre. La distancia entre ambas cabañas es de unos 50 metros de distancia y se ubican en la avenida Miguel Alemán, rumbo a la salida del poblado ubicado en la zona Diamante de Acapulco.