ACAPULCO, Gro., 31 de octubre de 2019.- Ejidatarios de los poblados Llano Largo, Cayaco y Navidad de Llano Largo denunciaron que el colapso de tubería que conecta a la planta tratadora Miramar afecta sus tierras, los sistemas de captación de agua del área y pone en riesgo la vida turística de la zona Diamante.

En conferencia de prensa en la Comisaría Ejidal de Navidad de Llano Largo, exigieron una indemnización por la acentuada afectación que comenzó hace diez años con el vertimiento de aguas residuales en una supuesta laguna de oxidación que se ha convertido en un vertedero de desechos y que exhibe la inoperancia de la planta tratadora.

Señalaron que por el colapso del sistema a cargo de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), tan sólo en Llano Largo, ya perjudicó 25 hectáreas de superficie, de las cuales son ejidatarias 60 personas.

Otras colonias afectadas son Alborada y ampliación de Alborada, Llano Largo; así como los conjuntos habitacionales edificados por Homex, Casas Ara y la empresa embotelladora Pepsi, que cuenta con un sistema de captación que también es afectado.

El ejidatario de Llano Largo, Juan Manuel Pano Rodríguez, informó que presentaron denuncias a Semarnat y Profepa como dependencias federales, así como a CAPASEG, Propeg, y Semaren como dependencias estatales; y a CAPAMA como ente municipal responsable del sistema operativo del agua en el puerto.

Sin embargo, ninguna dependencia ha resuelto u ofrecido alternativas para solucionar el problema y alegan que no hay dinero para sustituir la tubería o reparar la planta tratadora de aguas residuales ubicada en la colonia Miramar.

Los escurrimientos afectaron parcelas y superficies que eran utilizadas para producir abono y tabiquería, algunas en las que había cultivos de coco y viveros, dijo el ejidatario de El Cayaco, Francisco Javier Hernández Analco.

Otro afectado de Llano Largo y Ampliación, es Gilberto Montejo Reséndiz, quien denunció que además de los cultivos, el escurrimiento también inunda el panteón del poblado. Indicó que han solicitado dictámenes por la afectación y una Manifestación de Impacto Ambiental.

El representante del comisariado municipal de Llano Largo, Jaime García Hernández, añadió que la introducción de un viejo drenaje provocó socavones en al menos cuatro kilómetros de superficie y su degradación provoca infiltración de aguas crudas hacia sistemas de captación locales que la población utiliza.

Otro ejidatario de Llano Largo, Joaquín Ávila López, advirtió que si no hay una respuesta a esta seria afectación, convocarán a los habitantes de ejidos, colonias y fraccionamientos aledaños para exigir una remediación integral mediante manifestaciones en el Acapulco Diamante.