ZIHUATANEJO, Gro., 22 de septiembre de 2018.- El comercio local ha resentido la temporada baja de turismo, pues de acuerdo con comerciantes del centro de este puerto de la Costa Grande, la venta de ropa, comida, artículos de playa, plata y artesanías cayó 50 por ciento.

En un recorrido por el primer cuadro de la ciudad se constató que bares, restaurantes y mercados turísticos carecen de visitantes.

“No hay consumo del turismo, en estos meses se sobrevive gracias a la gente local”, afirmó el mesero Fabián García Román.

Al respecto, el ex administrador de Mercados Municipales, Habacuc Calderón Díaz, dijo que las centrales de abasto también han sido afectadas por la baja turística de septiembre.

“Prácticamente a todos los locatarios les disminuyen los ingresos. A partir de diciembre comienza a mejorar la situación cuando llega más turismo de diferentes lugares”, indicó.

Comentó que los puentes por Día de Muertos y por la Revolución Mexicana traerán un respiro a los comerciantes que dependen directamente del turismo.