CHILPANCINGO, Gro., 4 de marzo de 2019.- El festejo por los 90 años de la fundación del PRI lució desangelado en Guerrero, con el discurso del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), Esteban Albarrán Mendoza, a reorganizarse para levantar el partido bajo los principios de tomar en cuenta a la voz de la militancia en la toma de decisiones.

Para el acto, que se llevó a cabo en el vestíbulo de la sede priísta, esta vez se cambió la banda de chile frito y las porras por música de cuerdas del Cuarteto Clío, el cual tocó ante menos de 200 personas.

Entre los presentes sólo estuvo la diputada local Aracely Alhelí Alvarado González, de los 10 que tiene el partido en la 62 legislatura.

En su discurso, el presidente del CDE reconoció que el tricolor enfrenta conflictos difíciles, pero no insuperables; dijo que hoy más que nunca hacía votos para fortalecer la ideología e identidad, y que la prueba de ello era ese evento, en el que la unidad y reconciliación hará surgir a los priístas con mayor fortaleza.

“Las actuales circunstancias requieren de mayor acercamiento a los militantes y a la sociedad en general, acercarnos a la gente, estar más atentos al sentir de la población, lo cual parece que habíamos olvidado. Debemos reconocer que esa indiferencia. aunada a otras prácticas nocivas como la corrupción, impunidad, soberbia y simulación, entre otras, hizo que la ciudadanía nos pasara la factura en las pasadas elecciones del 1 de julio”, expresó.

No obstante, consideró que no es tiempo de lamentar situaciones pasadas, sino de ver hacia el futuro, porque la fortaleza que representa la historia del PRI en el país debe estar en el presente.

Antes, la secretaria general del CDE del PRI, Gabriela Bernal Reséndiz, señaló que ha habido aventurados que se atreven a hablar de un PRI sepultado, pero, dijo, el partido volverá a demostrar que está vivo y con fuerza para luchar por México.

Asimismo llamó a que no se confundan y no los quieran confundir, pues el partido que lucha por las causas sociales, justas y que proviene de la Revolución Mexicana es el PRI. 

“Hay quienes han querido adueñarse de la identidad de lucha independentista y revolucionaria, pero hasta el día de hoy sólo han demostrado luchar por intereses mezquinos y que avergonzaría a quienes han dado su vida por nuestra patria”, dijo.

Bernal Reséndiz añadió que al PRI le toca recuperar la confianza de los ciudadanos, lo cual se inicia desde adentro; y afirmó que en sus 90 años de vida, el tricolor ha sabido reinventarse para acompañar a México en su vida democrática y de justicia social.