ACAPULCO, Gro., 4 de marzo de 2019.- El coordinador de la Coalición de Transportistas Un Nuevo Horizonte, Rogelio Hernández Cruz, criticó las declaraciones de la alcaldesa Adela Román Ocampo, quien afirmó que los bloqueos a las avenidas Costera y Cuauhtémoc del pasado miércoles se trataron de chantajes por parte de los integrantes del autodenominado Sindicato Autónomo de Servidores Públicos del Municipio de Acapulco (SASPMA), a quienes además llamó aviadores.

En conferencia de prensa, el dirigente se dijo respetuoso de los dichos de la alcaldesa, pero señaló que su gobierno se ha caracterizado por ser manejado con nepotismo, por el aumento de la inseguridad y por no “hacer nada”.

“Gobierna sólo para amigos y para su partido político que es Morena, por el desabasto de gas que existe en el municipio, esto es lo que significa el gobierno de Adela Román Ocampo, qué lástima que la presidenta se preste de esta manera y se suba al ring”, expresó.

Hernández Cruz acusó que familiares de la alcaldesa laboran en el Ayuntamiento, como su sobrino político Roberto Espinosa Godoy, quien era subsecretario de Ingresos, así como Andrés, hermano del secretario general Ernesto Manzano Rodríguez, quien funge como director comercial en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Municipio de Acapulco (CAPAMA).

“Quiero hacer énfasis en eso, claro que hay aviadores en el gobierno municipal, la gente más cercana a los funcionarios, allegados a la presidenta municipal y allegados a sus subordinados”, apuntó.

“No es posible que diga que los compañeros del Ayuntamiento son aviadores, reiteramos que son gente que gana entre mil 200 y mil 500 pesos a la quincena. Ese mismo día del plantón estuvimos con el secretario general revisando uno por uno, delante de los compañeros demostrando que ninguno de ellos era aviador; creo que la señora debe tener sensibilidad política para pagarle a esta gente que depende de ese mísero salario, sin seguro social”, señaló.

Recordó que en el gobierno municipal hay gente comisionada con salarios de más de 10 mil pesos y la alcaldesa no dice nada, “que hable menos y que se dedique a trabajar, estamos en la disponibilidad de entablar un diálogo, pero cada vez que alguien le diga lo contrario, es su enemigo”.

En tanto, el secretario general del SASPMA, Jorge Luis Ortiz Ochoa, comentó que está molesto con las declaraciones de Román Ocampo, quien también lo desconoció, a pesar de que, aseguró, tienen más de 20 años de conocerse.

Detalló que no son 200 aviadores, sino 431 trabajadores los que integran el sindicato, y mostró una publicación de cuando la alcaldesa fue a visitarlos como candidata y como autoridad electa, y se comprometió a entregar su toma de nota.

“Tiene capataces, te amenazan, mientan madres y lo primero que dicen es que ‘estoy bien con la presidenta’, como lo es Rafael Torres, ella dice que los de tres años deben ser liquidados, mejor que empiece con los que acaba de meter”, reclamó.

Por otra parte, el representante de la coalición de Organizaciones Indígenas y Sociales del Estado de Guerrero, Ricardo Teófilo Cantia, dijo que la presidenta municipal también ha dado respuestas nulas a sus peticiones, y que su directora Magdalena Valtierra no trabaja en favor de ellos, pues no ha lanzado ninguna convocatoria.