CHILPANCINGO, Gro., 20 de septiembre de septiembre de 2019.- Con una fuerte operación de seguridad de los tres órdenes de gobierno, este viernes se impidió que los civiles armados, autodenominados policías comunitarios, en Petaquillas, instalaran nuevamente un retén en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco.

Los habitantes de Petaquillas respaldados por su comisario Ángel Felipe Pérez Araujo, marcharon hasta el retorno de La Cinca, en donde se colocaron en bloqueo.

El argumento era la falta de atención municipal, sin embargo la principal petición era colocarse en ese punto en un retén; ahí, llegaron autoridades de los tres órdenes de gobierno quienes intentaban dialogar para la liberación de la vía.

Después de dos horas de bloqueo y ante la falta de diálogo, al lugar llegaron policías antimotines, así como integrantes de la Guardia Nacional con escudos de la Policía Militar, en lo que sería su primer desalojo; al notar la acción, los manifestantes colocaron una valla con las Urvan de esa ruta, sin embargo fueron replegados.

En la zona se vivieron más de dos horas de tensión ante la resistencia de los habitantes de Petaquillas apoyados por transportistas y los llamados policías comunitarios, quienes respondieron con rocas el primer repliegue que fue acompañado por gas lacrimógeno.

En ese momento, las autoridades detuvieron a dos personas y remolcaron vehículos que quedaron en medio del enfrentamiento.

Ambos grupos se replegaron y reagruparon; los de Petaquillas se colocaron en el acceso al fraccionamiento Real del Valle, en donde se instalaron con llantas, cuerdas, rocas y señalizaciones, sin embargo fueron replegados nuevamente.

Poco a poco las autoridades avanzaron para lograr el control de la carretera; más adelante, en el punto en el que estaba instalado el retén, se llevó a cabo otro repliegue, sin embargo, ante la cercanía del bastión llegaron refuerzos armados de las policías.

A ese punto, llegaron decenas de patrullas estatales y sobrevoló un helicóptero, y detuvieron a otros cuatro hombres.

En ese momento fue retenido el comisario; quien finalmente fue subido a una patrulla, sin embargo los familiares se alertaron y retuvieron momentáneamente a unas patrullas estatales para exigir su presentación. Los policías retenidos dijeron que acudieron a la FGR, porque había sido trasladado para allá.

En declaraciones, el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca, reiteró que no permitirán que el retén sea instalado, y aseguró que con base en cifras de la FGE no se tiene un incremento en la incidencia delictiva de esa zona, por lo que su argumento para instalar un retén no es válido.