CHILPANCINGO, Gro., 2 de mayo de 2019.- Maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), normalistas de Ayotzinapa e integrantes de la Sección 18 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) concluyeron su marcha en la capital del estado, después de causar destrozos al interior del Congreso local, retener un policía estatal y atacar con piedras y botellas a diputados.


Aproximadamente al mediodía de este jueves, más de mil maestros marcharon y protestaron en el órgano legislativo para manifestar su rechazo a la Reforma Educativa. Un grupo de maestros ingresó al interior y causó destrozos, mientras que otro contingente se quedó en la puerta, donde sostuvo un diálogo con el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez.   

Entre gritos, abucheos y consigas de traidor, se desarrolló este diálogo que fue encabezado por el secretario general de la CETEG, Arcángel Ramírez Perulero, quien justificó las acciones de los maestros con el argumento de que fueron condenados por varios diputados, luego de que el pasado 9 de abril tomaron la tribuna del Congreso para expresar su rechazo a la Reforma Educativa.

Ramírez Perulero agregó que la acción de este jueves es porque no hay respuesta concreta del Congreso para derogar la Reforma Educativa, “la molestia y enojo es porque hemos venido entregando peticiones y no vemos avances, queremos respuestas”.

Por su parte, Helguera Jiménez dijo que la fracción de Morena enfrenta un problema interno, porque diputados de otros partidos los han acusado de no respetar la ley al permitir a los maestros ingresar a tribuna.


Los maestros interrumpieron al diputado y le quitaron el micrófono, indicándole que su discurso es demagogo por lo que pidieron que mejor se callar. Luego de quemar papeles del Congreso, el contingente de manifestantes se marchó con dirección a su campamento.