CHILPANCINGO, Gro., 4 de marzo de 2019.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) terminaron su protesta este lunes, después de ocho días de paro laboral y del cierre de las válvulas de distribución de agua en la capital del estado.

Sin especificar los acuerdos concretos entre la dirigencia número 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) y el Ayuntamiento de Chilpancingo, se informó que los trabajadores inconformes levantaron su plantón que tenían afuera de la Capach y se liberaron las válvulas  de agua potable ubicadas en las colonias Omiltemi de la comunidad de Acahuizotla y en el municipio de Mochitlán.

A través de un comunicado, el Ayuntamiento indicó que “ya se podrá realizar el tandeo de manera normal y suministrar al 100 por ciento el agua a las colonias de la capital”.

De manera escueta se informó que la protesta de los trabajadores sindicalistas terminó porque hubo mesas de trabajo con las autoridades del Ayuntamiento, donde hubo respuesta positiva al pliego petitorio de los trabajadores.