TIXTLA, Gro., 9 de agosto de 2016.- La marcha que encabezaron las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, concluyó en un mitin informativo en el centro de esta ciudad, a espaldas del presídium oficial que instalaron el gobierno del estado y el municipal.

El gobernador Héctor Astudillo Flores canceló a última hora su asistencia a Tixtla, donde encabezaría el acto conmemorativo por los 234 años del natalicio de Vicente Guerrero. En cambio, el homenaje oficial del gobierno estatal se llevó a cabo en la residencia oficial de Casa Guerrero en Chilpancingo.

Los padres de los 43 arribaron frente a la Iglesia principal de Tixtla, donde se instaló el templete para que funcionarios y empleados de gobierno observaran el desfile, entre los que se encontraban el alcalde de Tixtla, Hussein Nabor; el alcalde de Quechultenango, Alberto Rodríguez Jiménez; el diputado local del PT, Fredi García Guevara; y la coordinadora general de Fortalecimiento Municipal, Gisela Ortega Moreno, así como regidores y empleados del Ayuntamiento.

Dándoles la espalda a los funcionarios, los padres de los 43 repudiaron la administración de Enrique Peña Nieto ya que a casi 23 meses de los hechos de Iguala, no habido justicia para los tres  jóvenes asesinados, ni para los desaparecidos.

Los manifestantes colocaron una lona en el templete con la leyenda “Fue el estado”, además de hacer el pase de lista de los 43 jóvenes y colocar una ofrenda floral en la estatua de Vicente Guerrero.