CIUDAD DE MÉXICO, 5 de junio de 2020.- Ante las acusaciones que hizo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y “su gente”, de estar detrás de los disturbios registrados en Guadalajara por la muerte de Giovanni López en custodia policial, el Jefe del Ejecutivo dijo que si el mandatario estatal tiene pruebas, que las presente.

“No tiro la piedra y escondo la mano, no sé que hizo (Enrique Alfaro) pero no tengo yo que ver nada con lo que sucedió lamentablemente, si tiene el gobernador pruebas, que las dé a conocer, el que acusa tiene que probar para actuar de manera responsable”, advirtió en conferencia matutina desde Tabasco.

López Obrador reconoció tener diferencias políticas con el gobernador de Jalisco, pero aseguró que actúa con responsabilidad y no se inmiscuye ni participa en cuestiones partidistas por respeto a la investidura presidencial y representar al Estado mexicano, no a un grupo o partido.

“No tengo yo ningún propósito de afectar a autoridades locales, lamento los hechos porque estoy a favor d resolver problemas mediante el diálogo y sin el uso de la fuerza. Soy partidario de la no violencia y espero que se aclaren las cosas, pienso que no debe de haber acciones autoritarias, actos autoritarios, nada por la fuerza”, dijo.

Recordó que desde que se comenzó a enfrentar la pandemia del coronavirus, el gobierno federal dejó de manifiesto que todo se iba a hacer con convencimiento y persuadiendo a la población y así se ha logrado tener buena respuesta.

“No ha habido actos autoritarios por parte del Gobierno federal, no ha habido prohibiciones, toque de queda, todo ha sido un llamado a que actuamos, como ha sucedido de manera responsable. No se va a imponer nada, no se va a utilizar la fuerza”, expresó.

Sobre las protestas que se generaron en Guadalajara dijo que la investigación corresponde a la autoridad local y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y solo si lo decide la Fiscalía general por ser autónoma y si hay elementos.

En el caso del gobierno federal “no (preocupa), porque no vamos a dar motivo a que se esté especulando de que nosotros tenemos interés en perjudicar al gobierno de Jalisco, no vamos a caer en este juego, por eso nos hacemos a un lado, no es la primera vez que se tienen diferencias y no respondemos, ahora vamos a hacer lo mismo”.

Respecto a si pudiera darse una protesta masiva como la ocurridas en Estados Unidos por la muerte de un ciudadano afroamericano, el Presidente llamó a la población y a los indignados a que “se actúe por la vía pacífica, no a la violencia”.

“Se puede llamar a grandes manifestaciones con la sana distancia, hay que ver cómo se logra”, indicó.

Qué dijo Enrique Alfaro

El jueves 4 de junio cientos de inconformes por la muerte de Giovanni López, protestaron en el centro de Guadalajara. Patrullas incendiadas, destrozos en las puertas, ventanas, vitrales y candiles de Palacio de Gobierno y el lanzamiento de gases lacrimógenos, así como el incendio incluso de un policía, fue lo que ocurrió en la marcha de más de mil manifestantes que salieron del Parque Rojo, por la avenida Juárez hasta llegar al recinto del Ejecutivo en el corazón de Guadalajara.

Luego de los disturbios, el gobernador Enrique Alfaro afirmó que las protestas fueron infiltradas por personas enviadas desde los “sótanos del poder de Ciudad de México, que lo que buscan es dañar a Jalisco (…) en un momento difícil como el que estamos viviendo en medio de una emergencia sanitaria”.

La muerte de Giovanni López ocurrió, de acuerdo con información oficial, el 5 de mayo de 2020 en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, cuando se encontraba bajo custodia de elementos de la policía municipal.

Aquí la nota.