ACAPULCO, Gro., 27 de agosto de 2017.- El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores confirmó que “dos o tres heridos” en un enfrentamiento en el municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) fueron trasladados a la Costa, sin saber el lugar.

Lo anterior, como parte de las pesquisas que se realizan en la comunidad de Pueblo Viejo por parte de un grupo del Ejército, la Fiscalía y la Policía del Estado luego de los reportes de  un enfrentamiento entre grupos de la delincuencia.

Entrevistado durante una gira de trabajo por el municipio de Tixtla, Astudillo Flores dijo que en el lugar se decomisaron dos rifles R-15 y 30 kilogramos de marihuana, y relacionó el hecho con otro enfrentamiento registrado la semana pasada en la comunidad de Polixtepec, en el vecino municipio de Leonardo Bravo, luego de que se detectaron y destruyeron 43 plantíos de amapola.

“Yo creo que ese es el problema y yo creo que esto tiene que ver con Polixtepec, que de Polixtepec se fueron para allá. Creo que es consecuencia de, y hay una pugna, y está existiendo alguna presión de algunos pueblos”, dijo el gobernador.

Informó que al recibirse una llamada al número de emergencia 911 “que obviamente no pudo haber sido de allá, porque allá no hay teléfonos”, se envió al helicóptero del gobierno del estado pero no detectó desde el aire nada anormal, por lo que un grupo de soldados y policías se trasladaron por tierra y llegaron la madrugada de este domingo.

Agregó que no se ha confirmado la muerte de pobladores “se menciona que evacuaron a dos o tres heridos hacia la Costa, sin saber el lugar, tampoco han localizado casas incendiadas, informa el comandante de la base que aseguró dos rifles R-15 localizados abandonados, así como aproximadamente 30 kilogramos de marihuana, y continúa haciendo reconocimientos en el área”.

Por otra parte, se le preguntó sobre el reportaje del influyente diario estadunidense The Washington Post, en el que señala a Acapulco como la capital del asesinato en México, y lo vinculó con la alerta de viaje emitida la semana pasada por el gobierno de Estados Unidos en el que prohíbe a sus funcionarios viajar a destinos turísticos de varios estados del país.

“Si ustedes observan primero la alerta, el reportaje, pues están ligados unos con otros, yo estoy convencido que al gobierno de Estados Unidos le interesa mucho conservar el turismo para ellos, que el turismo vaya a Miami, que el turismo se quede en Texas, que el turismo vaya a Nueva York, en todas las ciudades que normalmente jalan mucho turismo”.

Insistió en que ambas cosas, la alerta dada a conocer justo el día en que el presidente Donald Trump visita la frontera, y el reportaje publicado posteriormente, son en la ruta de la negociación del Tratado de Libre Comercio, y que “si algo ha crecido en México es el turismo, el turismo está en muy buena escala en el mundo, nos colocamos recientemente entiendo que del lugar ocho al siete en el mundo”. Por lo que “no puede extrañarnos que todo sea inducido”.

Dijo que el reportaje “me parece que no es un dulce, no lo celebramos, es algo verdaderamente desafortunado, yo creo que vinieron a hacer un reportaje y los presentaron en las condiciones que lo quisieron presentar”.

Dijo que no va negar que el estado y Acapulco tengan problemas, pero destacó que Guerrero recibe cada fin de año alrededor de 50 mil turistas de ese país principalmente en Ixtapa-Zihuatanejo.

Finalmente recordó que “hace algunos días dije yo que si a los funcionarios les ordenaron que no vengan, pues ni modo que no vengan, pero todos los norteamericanos, las familias que vienen por supuesto serán bienvenidas y haremos lo que nos corresponda para cuidarlos”.