SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 8 de octubre de 2018.- El titular de la Dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, Alberto Ortega Madrid, informó que la semana próxima serán enviados a la fosa común 31 cadáveres que permanecen en calidad de desconocidos en cámaras especiales de conservación; el más antiguo desde el año 2011.

Ortega Madrid, explicó que, a pesar de los exámenes genéticos que le han sido practicados no ha sido posible determinar su identidad e indicó que la mayoría tienen heridas de bala; detalló también que, de los 31 despojos, solo uno corresponde a una mujer y la edad promedio de todos oscila entre 35 y 45 años, de edad.

El cadáver más antiguo, bajo resguardo en las instalaciones, es de un hombre encontrado en el 2011, refirió el Director de Servicios Periciales.

“En el caso de esta persona existe un problema entre el Ministerio Público Federal y el juzgado, que son los únicos que pueden autorizar su traslado a la fosa común o que permanezca en el Servicio Médico Forense (SEMELE)”, precisó.

El área tiene capacidad para albergar 32 cadáveres en dos cámaras de refrigeración, pero la semana próxima los cuerpos serán enviados a la fosa común, sin embargo, hay también restos de por lo menos otras ocho personas identificados, cuyos familiares no han acudido a reclamarlos para darles sepultura.

Un video de las instalaciones del SEMELE en poder de Quadratín San Luis Potosí, muestra la situación que priva en el depósito de cadáveres.

Más información aquí.