ACAPULCO, Gro., 1 de agosto de 2019.- Integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) marcharon por la avenida Costera hacia el Ayuntamiento del puerto, para pedir una audiencia con la alcaldesa Adela Román Ocampo, a quien le piden mayor inversión y apoyo para las empresas afiliadas. 

Aproximadamente 250 personas salieron a las 9:30 horas de la glorieta de La Diana y avanzaron por dos carriles del sentido Base-Caleta, dejando sólo uno para los automovilistas.  

En entrevista antes de la marcha, el presidente de la Delegación Guerrero Manuel Antonio Rojas Cerros informó que después de protestar en el Palacio Municipal la semana pasada, autoridades municipales les ofrecieron una audiencia con la presidenta municipal, pero esta no se llevó a cabo. 

Respecto a las declaraciones que Román Ocampo hizo el miércoles, quien dijo que no caería en los chantajes de los constructores, Rojas Cerros negó que sean chantajes o que busquen polemiza, “lo único que queremos precisamente es la atención y el apoyo, no sólo de la alcaldesa de Acapulco, sino de los otros 80 municipios de Guerrero”, puntualizó.  

Comentó que los empresarios de la construcción son un detonante de la economía del estado, ya que por cada empleo directo que crean, se generan otros seis de manera indirecta. “Esto es lo que pretendemos, el apoyo de los ediles al sector, insisto no queremos caer en polémicas o situaciones de pleito con la alcaldesa o los demás”, indicó. 

Reiteró que el objetivo de la marcha es insistir en la reunión con la alcaldesa. “Ayer por la tarde nos mandó un documento el secretario de Obras Públicas donde la propuesta de la alcaldesa es lo que han venido manejando de otorgarles obras por un monto de 5 millones de pesos, insisto dentro de la situación de la adjudicación directa queremos apertura en ese sentido con una mayor inversión como lo hemos mencionado, para las Pymes el monto de inversión puede ser hasta el 35 por ciento de las obras de manera directa”, sentenció. 

Al llegar al ayuntamiento, los manifestantes bloquearon aproximadamente 15 minutos la avenida Cuauhtémoc hasta que fueron recibidos por funcionarios.