CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril de 2019.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, manifestó que si existió corrupción en la decisión de construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el Lago de Texcoco, además de los engaños a la población con los que avanzó el proyecto durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Pese a que Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo que no se habían encontrado indicios de corrupción en la construcción del NAIM, este miércoles en su conferencia matutina, López Obrador contradijo dicha declaración y afirmó que existieron al menos cuatro vertientes que llevaron a la cancelación de este proyecto.

Mencionó que una de ellas fue la selección del peor lugar del valle de México para construir un aeropuerto, ya que el suelo de esa zona sufre muchos hundimientos, además de que el precio inicial para la construcción de las pistas se duplicó.

Añadió que se engañó a la gente haciéndole creer que el actual Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) Benito Juárez ya no funcionaba, por lo que era necesario cambiarlo de lugar, y posteriormente con las estructuras existentes urbanizar la zona con un estilo como se encuentra Santa Fe.

La nota aquí.