ZIHUATANEJO, Gro., 16 de agosto de 2019.- La reforma educativa, que todavía está vigente, tiene componentes neoliberales y busca la desarticulación cultural de la sociedad mexicana para que puedan continuar con el saqueo y acabar con los recursos naturales del país.

Lo anterior, se expuso durante los trabajos que se desarrollan en el segundo Taller de Educación Alternativa en la primaria Ignacio Manuel Altamirano, en el que participan más de 140 maestros del nivel básico de la Costa Grande y buscan mejorar la educación pública.

El secretario general del CEN del SNTE, Antonio Castro López y el miembro magisterial de bases de Querétaro, Sergio Gerónimo Sánchez Sainz, participaron como ponentes en el Taller de Educación Alternativa, quienes coincidieron en que el motor de la transformación de México es el mismo pueblo.

En su turno, Castro López puntualizó que el pueblo debe asumir la transformación de la sociedad, y quien representa de manera organizada al pueblo son sus organizaciones sociales, comunitarias y sindicales, quienes son las que deben defender la educación pública, el territorio, los derechos sociales y los derechos políticos.

El sistema neoliberal tiene su proyecto educativo y su objetivo es la formación de un sujeto analfabetizado y de un trabajador pobre, ignorante y sin derechos sociales, y que no sea capaz de defender sus derechos y su patria, porque se la quieren acabar totalmente.

“Como movimiento magisterial hemos caracterizado a la reforma educativa, no solamente como laboral, sino que también eminentemente pedagógico, pues no solamente afectó a los maestros, sino que está construida para afectar a todo el pueblo de México”, dijo el ponente.

Por su parte, Gerónimo Sánchez, quien es profesor cesado por su lucha magisterial, ex preso político, enfatizó que la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, tenía tres puntos: acabar de tajo con los derechos laborales de los maestros, eliminar la gratuidad de la educación y el desarme cultural de las nuevas generaciones.

En este último punto es preparar la entrega total y completa de la patria a los saqueadores, para que ninguna generación tenga la capacidad de resistirse al despojo de la patria, que han hecho desde hace 36 años o más los neoliberales.

Por ello, coincidieron que es necesario fortalecer el proyecto alternativo de la educación pública que realmente respalde la transformación social desde la creación de consejos comunitarios, y la organización social del pueblo de México.