ACAPULCO, Gro., 23 de marzo de 2020.- La presidenta municipal del puerto, Adela Román Ocampo, denunció que continúan los saqueos a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) por “la delincuencia interna y externa”.

Román Ocampo dijo que hay quienes siguen intentando boicotear su administración y esta vez se atacó a la planta de la paramunicipal en la colonia Las Cruces, la cual abastece a la ciudad, de donde fue robado el cable de luz durante la madrugada.

“Convirtámonos en vigilantes, convirtámonos en soldados de las instalaciones del pueblo, de las instalaciones de una institución noble que surte de agua a Acapulco y que ha sido golpeada por la delincuencia interna y externa”, expresó.

Afirmó que el saqueo impide la dotación de agua al puerto y subrayó que “no es una cuestión de partido, esta es una cuestión de salud pública, le quiero pedir a la gente, a los vecinos de las instalaciones de CAPAMA, que se conviertan en vigilantes, en denunciantes”.

“Manos perversas, el día de hoy, hicieron como lo han estado haciendo estos días, robos a las instalaciones de CAPAMA. Cortaron los cables de la luz y eso nos impide dotar de agua a Acapulco”, señaló durante la videoconferencia que se desarrolló la mañana de este lunes ante las disposiciones de aislamiento social por la pandemia de Covid 19.

Insistió en que “gente perversa” promueve la movilización de vendedores ambulantes pensando que el ayuntamiento “tiene las arcas llenas de dinero y no es así”, luego de que anunció un plan económico emergente para grupos vulnerables.

Indicó que ya hizo la denuncia en el Ministerio Público, a la cual “no dará marcha atrás”, pues consideró injusto que la delincuencia continúe con sus fechorías.

Adela Román subrayó que durante la contingencia sanitaria, se aplicarán multas a quienes tiren basura en la calle, quienes dañen las estructuras públicas y afecten a la ciudad en general.

Recordó que en otra época, empresarios decidieron pagar la mitad del salario mínimo a los trabajadores en muestra de solidaridad.

Asimismo pidió paciencia y mayor responsabilidad ante la pandemia de coronavirus.

“No es que nos hayamos echado atrás”, dijo sobre el anuncio de cerrar negocios en la avenida Costera; no obstante que los empresarios ofrecieron reducir el número de comensales o usuarios dentro de los locales, pero las medidas se modificarán si la federación lo impone.

Insistió en no salir a la calle, pues es la única forma de contener la pandemia y protegernos.

La alcaldesa aclaró que las playas no serán cerradas ni se impide el paso a ellas y ante la llegada de visitantes, se fortalecerá la coordinación con los gobiernos estatal y federal.

En la conferencia, la directora de Salud municipal, Irma Elizabeth García Torres, informó las actividades preventivas que realiza, como la capacitación a trabajadores de las dependencias y entrega de folletos en terminales de autobuses y otros sitios.

Estuvieron también los directores de Servicios Públicos Municipales, Juan Carlos Manrique García y el de Comunicación Social, Silvestre Arizmendi Torres.