OMETEPEC, Gro., 22 de abril de 2020.- El conocido apicultor, Roberto García Jiménez explicó que municipios de la región Costa Chica tienen un enorme potencial para producir miel de calidad mundial, jalea real, jarabes y diversos derivados, cuyas propiedades ayudan a reforzar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades respiratorias.

García Jiménez anticipó que en mayo, con la temporada de lluvias, “iniciará la etapa de la floración de todos los árboles y vegetales, que es donde se alimenta la abeja para llevar ese polen y transformarlo en miel”.

Dijo que la miel es utilizada como edulcorante natural y tiene propiedades para curar úlceras, mejorar la digestión, para desinflamar y también sirve como cicatrizante para heridas cutáneas superficiales.

El experto mielero recomendó consumir polen porque aporta vitaminas, minerales, y ayuda a mantener sano el cuerpo, además que refuerza el sistema inmunológico y aumenta la hemoglobina para evitar enfermedades y anemia.   

“Este polen se recolecta, se le da tratamiento y se somete ya para recomendación de que lo consuman las personas y también se le atribuyen muchas propiedades curativas y alimenticias; aporta vitaminas, minerales de cierta forma, y muchos le atribuyen propiedades para mejorar la digestión, inclusive otros me han pedido también, dicen que padecen de la próstata y el consumo  de ese polen les ha permitido sentir una mejora”, expresó.

Agregó que existe un jarabe hecho a base de miel, limón y otros productos naturales que ayuda a curar enfermedades respiratorias. “Algunos apicultores que han ido a capacitación para producir productos de la miel son los que se encargan de hacerlo, el expectorante a través de miel: contiene eucalipto, también propolio, mentol y eso permite al digerirlo, pues nos mejore un poquito más sobre las vías respiratorias, es un producto que está al alcance del bolsillo de toda la comunidad, en caso este tiene un precio de 25 pesos ya al público”.

García Jiménez detalló que él tiene una amplia variedad de materiales e insumos para incentivar la producción apícola que exhibe en su local La Abejita, el cual se ubica en la calle Niños Héroes, a unos pasos de la Casa Guillén, en el Centro de Ometepec.

Ahí, también distribuye materiales apícolas como guantes, velos, ahumadores, ojillos para estibadores y cajas de las abejas, alambre, celdas para producción de abeja reina, además de parafinas para aplicarle a las cajas apícolas.