CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero de 2019.- La lucha por las plazas de venta de drogas al menudeo en Ciudad de México en los últimos años ha provocado una imparable escalada de violencia, sin embargo, en los últimos dos meses está ha mostrado otra cara, los homicidios múltiples.

En lo que va de la administración, solo en la zona sur-oriente de la capital, suban ya varias víctimas relacionadas con la venta de drogas, pero lo que llama la atención es la manera sanguinaria con la que ha sucedido.

En las alcaldías Iztapalapa y Coyoacán se han presentado fenómenos que anteriormente no se veían en la capital, crímenes múltiples han dejado al descubierto que ya no se trata sólo de grupos pequeños dedicados al narcomenudeo, sino de células del crimen organizado.

De acuerdo con el avance de las indagatorias tras la masacre ocurrida el domingo pasado en Los Reyes Culhuacán, donde perdieron la vida siete personas, un rifle de asalto fue utilizado para acabar con quienes ahí se reunían, pero este está relacionado con otros asesinatos.

Fue la madrugada del domingo cuando en la plaza de Los Reyes Culhuacán, decenas de disparos de arma de fuego despertaron a los vecinos de esa colonia de Iztapalapa, hombres armados acribillaron a nueve personas.

Este grupo de personas había asistido a una fiesta, pero lejos de volver a sus casas, se quedaron a seguir ingiriendo bebidas embriagantes, momento que sus verdugos aprovecharon para atacarlos, aunque el objetivo era una sola persona.

El saldo del ataque fue de seis personas sin vida en el lugar y tres lesionados trasladados al hospital donde más tarde uno de ellos también falleció a consecuencia de las heridas, sobre este hecho, apenas hay algunos detenidos.

De acuerdo con Ernestina Godoy Ramos, titular de la Procuraduría General de Justicia capitalina, el rifle de asalto utilizado en este crimen, estaría relacionado con otros en la zona de disputa de venta de drogas confirmada por las alcaldías Tláhuac, Iztapalapa, Xochimilco y Coyoacán.

Apenas hace poco más de un mes, una situación similar ocurrió en Lanco la Carmen Serdán, de Coyoacán, donde también fueron usadas armas largas y arremetieron contra los que estaban en una fiesta.

Para la abogada de la ciudad y el gobierno capitalino esta violencia desmedida se explica con el maquillaje de cifras, pues asegura que no se trata de que existan más crímenes sino que fueron mal clasificados en la administración anterior para disminuir el índice delictivo.

De acuerdo con las cifras de la Procuraduría, fueron analizadas 194 mil 479 carpetas de investigación de enero a noviembre de 2018, se encontró que 29 mil 082 de estas fueron clasificadas como delito de bajo impacto para demostrar una falsa reducción, es decir lo clasificaron mal, aseguró Godoy Ramos.

La nota en Quadratín México.