ACAPULCO, Gro., 5 de abril de 2019.- El presidente de la Comunidad Politécnica en Guerrero, Hugo Arizmendi Herrera, criticó el diseño de los pasos peatonales pintados en la avenida Costera y el bulevar de Las Naciones del puerto, los cuales incluyen siluetas de palmeras, sillas y La Quebrada.

Los diseños, explicó el director de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria de Guerrero (CICAEG), Javier Taja Ramírez, son parte del remozamiento de la ciudad para recibir a los participantes de la 44 edición del Tianguis Turístico, el cual comienza el domingo.

Entrevistado al respecto, el ingeniero y ex presidente del Consejo Ciudadano de Acapulco, Hugo Arizmendi, dijo que el diseño trastoca los manuales de señalamiento vial y dispositivos de seguridad, y expone a los peatones, pues los deja sin áreas seguras de paso.

Criticó que, si bien “lucen bonitos los tapetes”, de acuerdo con el Manuel de Señalización Vial, fue omitida la Ley del Municipio de Acapulco en normas básicas de vialidad.

Indicó que la alcaldía, avalada por el Cabildo, debió enviar un exhorto a quienes realizaron los trabajos porque las señalizaciones de pasos peatonales incumplen con lo establecido en los manuales universales, conformados durante la Conferencia de Transporte Vial de las Naciones Unidas en 1949, cuando fue aprobado el protocolo para las señales de tránsito de países que forman parte de la ONU.

“La adhesión a un movimiento internacional que permitiera facilitar el tránsito entre los países del continente mediante un sistema de fácil comprensión, independientemente del idioma del usuario y, lograr la uniformidad y efectividad de señales en toda la República Mexicana es el cometido de esos acuerdos que México firmó”, expuso.

“Los proyectos deben ser integrales (…) y que contemplen todas las situaciones a que se enfrentará el usuario de la vía, tanto peatones como conductores”, advirtió.

Para el caso de señalamientos temporales, en el Manual se precisa: “En estos casos, las marcas temporales pueden ser de cualquier color, excepto blanco, amarillo, rojo y verde, con objeto de distinguirlas del señalamiento permanente. Se marcan con pinturas solubles en agua, cal, polvos de color, o cintas adhesivas, para que puedan ser borradas o despegadas cuando finalice el evento o actividad y evitar confusiones a los usuarios de la vialidad. Estas marcas pueden complementarse con señales verticales preventivas, restrictivas o informativas, así como con dispositivos de protección en zonas de obras y dispositivos de seguridad, según el tipo de evento y su duración”.