CHILPANCINGO, Gro., 11 de agosto de 2018.- El periodista Rafael Loret de Mola cuestionó cuál será el papel que desempeñará la prensa mexicana a partir del 1 de diciembre, cuando Andrés Manuel López Obrador tome posesión como presidente de México, “si elogiar al presidente o cuestionarlo como se ha hecho”.

Loret de Mola estuvo este sábado en Chilpancingo como invitado en la toma de protesta del Comité Estatal Guerrerense de la organización Compañeros Internacionales de Periodistas y Editores (Conape).

Durante su participación, el comunicador dijo que el periodismo pasa por dos situaciones críticas que poden en entredicho la labor. Una, que hay mucho aficionado en las redes sociales y una sociedad más comunicadora que brinda un apoyo casi incondicional al presidente electo, y otra, que López Obrador no tolera la crítica y le molesta cualquier señalamiento en su contra.

El también ex candidato a la presidencia municipal de Mérida, Yucatán por el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) en 1991, también hizo un análisis de las decisiones que ha tomado López Obrador para integrar su gabinete.

También criticó la liberación de la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, a la que llamó “la novia de Chucky”, y señaló que se dio el mismo día en que López Obrador recibió su constancia de presidente electo, en alusión a un posible trato entre ambos.

Asimismo cuestionó el regreso del ex dirigente sindical minero Napoleón Gómez Urrutia, quien figura entre la lista de diputados federales de Morena.

En el caso de Guerrero, Loret de Mola dijo que hay una ruptura entre el gobierno y el periodismo, y esta se debe superar “porque de lo contrario no se avanzará en una armonía”.