ACAPULCO, Gro., 20 de septiembre 2018.- Integrantes del Colegio de Ingenieros Arquitectos del Estado de Guerrero (CIAEG) señalaron que es cuestionable la calidad de mantenimiento y falta de detalles en la rehabilitación de la Vía Rápida, en el tramo del puente elevado que recién inauguró el alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre.

En un recorrido, se observó los detalles que tienen los 300 metros del puente edificado y de la calidad con la que la Vía Rápida fue rehabilitada, misma que incluye las luminarias, pintura y reencarpetamiento de la calle.

El presidente del CIAEG José Fuentes Rendón explicó que tras realizar el recorrido se evaluó que hacen falta más detalles en la terminación de la rehabilitación, como calidad en el reencarpetamiento.

Dijo que los 300 metros de puente hechos por la administración perredista no representan una problemática estructural considerable. No obstante, puntualizó que hace falta un diafragma rígido en las vigas para tener una mayor estabilidad.

Reprochó a la administración municipal por no tomar en cuenta para esta obra a colegios de especialistas por lo cual llamó a una mayor participación de grupos de la sociedad civil especializados en la materia.

Asimismo subrayó que todas las observaciones se las harán llegar por escrito a la próxima administración de la alcaldesa de Morena Adela Román Ocampo.

Previo al recorrido, llegó la secretaria de Obras Públicas del Ayuntamiento Luz María Meraza Radilla para defender la obra gestionada por el edil perredista, pero sólo se adjudicó la construcción del puente, pues a su decir, la rehabilitación de la Vía Rápida fue hecha por otras dependencias del Ayuntamiento.

Durante el encuentro de Meraza Radilla con los ingenieros, automovilistas externaron su molestia por la calidad de la obra, entre las que destacaron el asfalto de carretera.